25 octubre, 2018

Cómo sumar millas en los hoteles

Las estadías te permiten acumular lo gastado en tu cuenta de viajero frecuente.

Los viajes suelen estar asociado con las estadías en hoteles, pero la mayoría desconoce que en muchos de ellos se puede acumular millas en los programas de fidelidad de las aerolíneas.
Sin embargo, no todas las cadenas cuentan con esta opción, por lo que si querés aprovechar esta posibilidad debés averiguar primero si ofrece este servicio antes de reservar tu habitación.
Antiguamente, sólo se podía sumar millas con las estadías en las grandes cadenas de hoteles, pero con la revolución de las nuevas empresas de reservas por Internet, muchas compañías sumaron la posibilidad de hacerlo con Airbnb, Booking, Kaligo, WorldHotels, Trip.com, DetectaHotel, RocketMiles o PointsHound.
El sistema es simple y muy similar al que se usás cuando alquilás un auto, ya que se trata de un complemento para lo que acumulás con los vuelos y las tarjetas de crédito (como ya se explicó en notas anteriores), entre otras alternativas.
A diferencia de lo que ocurre con los automóviles, cada aerolínea te ofrece tantos hoteles para sumar millas que resulta imposible siquiera graficarlo, ya que terminarías mareado.
Cada programa de viajero frecuente cuenta con diversos acuerdos con cadenas que van desde las tres a las cinco estrellas, aunque los primeros son los más escasos y le permiten acumular menos puntos.
Por ejemplo, American Airlines tiene convenios con 113 compañías hoteleras internacionales, Lufthansa, con 101; Avianca, con 94; United Airlines, con 83; Air France-KLM, con 76, British Airways, con 75; Delta Airlines, con 73; y Alitalia, con 59 e Iberia, con 43, entre otros.
Mientras que en el otro extremo se encuentran Aerolíneas Argentinas y LATAM que sólo cuentan con acuerdos con portales de Internet de reserva de estadías como Booking y RocketMiles.
La mayoría de las aerolíneas tiene alianzas con las todas cadenas más importantes del mundo, como BestWestern, Le Club Accor, Wyndham, Hilton, Hyatt, Radisson, Marriott, Meliá, entre otras, para sumar millas.
Más allá de que los acuerdos entre las partes difieren entre sí, todos cuentan con una exigencia importante en común: siempre debés tener tu credencial o tu número de tu cuenta de viajero frecuente cuando hacés el check-out para asegurarte de que te transfieran lo acumulado. Igualmente, tenés que conservar la factura por si llega a haber algún problema para, luego, poder reclamar en tu compañía aérea.
La mayoría de los hoteles te ofrece la posibilidad de acumular la misma cantidad de millas, ya que les dan a todas las compañías idéntica oportunidad para brindarles a sus pasajeros y, así, evitan una competencia extra entre las aerolíneas.
Así, podés sumar millas de dos formas (algunas tienen una y otras ambas): por estadía completa y por la cantidad de dólares-euros que gastaste la habitación que ocupaste (no incluye comida ni bebida).
Si bien estas cantidades no siempre son elevadas, los márgenes suelen oscilar entre las 100 y 1.000 millas en el primer caso, y entre las 1 y 3 en las que te ofrecen la segunda alternativa.
Por eso, siempre es importante que visites la página de cada aerolínea antes de hacer la reserva, no sólo para constatar si tiene algún acuerdo con la cadena que escogiste, si no, también, para saber cuántos puntos te permitirá acumular en tu programa de viajero frecuente y así poder planificar mejor cuándo recibirás tu tan ansiado premio.

Temas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *